Alimentación de Animales Convalecientes y Enfermos: Ayuno

              

Este ayuno es lo que creo conveniente para animales convelecientes o enfermos (tras cirugías o durante enfermedades agudas) o para facilitar la desintoxicación al cambiar la dieta. Para ciertas patológias crónicas específicas cómo artritis, cancer o pancreatitis por ejemplo, se debe consultar qué dietas naturales son específicas para cada enfermedad. También es recomendable hacerlo periódicamente como una vez a la semana o cada 2 semanas para mantenimiento del buen estado de salud en animales sanos.

El ayuno (entiendase de sólidos, no de líquidos) de uno o dos días (incluso hasta 7 dias si es necesario) puede favorecer la recuperación de un animal con enfermedad aguda (por ejemplo durante la fiebre), recién operado o en proceso de desintoxicación por cambio de dieta. El ayuno es uno de los métodos más antiguos y más naturales de curación. Normalmente el organismo elimina constantemente toxinas y otros desechos que fueron consumidos. El ayuno hace que esta carga normal de asimilación y eliminación se disminuya ayudando a metabolizar y eliminar otros tóxicos o desechos acumulados en el hígado (en el caso de un postquirúrgico, la eliminación de anestésico y demás drogas está favorecida).

Siempre que sea posible, preparar al animal para el ayuno (entiendo que si se trata de una cirugía de urgencia cómo el caso de una torsión gástrica o una piómetra por ejemplo, esto no sea posible): durante 1 o 2 dias antes de la cirugía o al comienzo de cualquier enfermedad aguda o para ayudar a un cambio de dieta (si el animal enfermo está anorexico esto tampoco es posible) alimentarle con una comida ligera a base de carne magra con verduras y, si le sientan bien los cereales, harina de avena cocinada. Utilizar verduras que se consideran beneficiosas para el hígado y riñón (pues son los óganos que van a jugar un papel importante durante el ayuno): repollo, coliflor, col rizada, brócoli, calabacín, espinacas, pepinos, perejil, zanahorias y tomates entre otras. Se deben dar crudas y finamente ralladas preferiblemente, si no ligeramente al vapor. Si las defensas del animal son elevadas dar la carne cruda (no si está inmunodeprimido por drogas o enfermedad)

El ayuno a base de líquidos: se debe dar una alimentación líquida hasta que el animal esté en vias de recuperación (hasta que se observe mejoría grande o gran apetito por parte del paciente). Durante este tiempo ofrecer en cantidad:

Agua: utilizar una fuente de agua pura, si la del grifo no lo es, dar agua mineral o destilada.

Jugos o zumos vegetales: Utilizar zumos frescos exclusivamente (no usar un zumo que tenga más de 48 horas preparado).

Si esto no es posible, dar Caldo de verduras: utilizando las verduras que he nombrado para el periodo de preparación, hacer un caldo troceándolas y cociendolas durante 20-30 minutos. Se le puede añadir carne o huesos para agregar sabor y minerales al caldo, pero NO especias ni sal.

Cómo romper el ayuno: Dar una comida simple durante varios dias (2 o 3 dias por cada 7 dias de ayuno). Ofrecer agua pura, zumos o caldo y una cantidad moderada de vegetales crudos o al vapor (el mismo grupo ya visto) además de un poco yogur natural. Tras este periodo, ir añadiendo otros alimentos naturales a la dieta: cereales cocinados, leche (no pasteurizada ni homogeneizada), miel e higos o ciruelas. Tras un par de dias si el animal se ve más fuerte, ofrecer carne magra cruda, otros productos lácteos y algo de levadura de cerveza hasta que se den todos los alimentos normales de una dieta natural con suplementos.

Importante: romper el ayuno paulatinamente y evitar toda tentación de darle alimentos comerciales u otros alimentos altamente procesados, si se hace esto se anula todo el efecto beneficioso del ayuno y se pueden provocar serias alteraciones gastrointestinales por sobrecarga al organismo antes de recobrar completamente el peristaltismo intestinal.

Nota: En perros pequeños, perros de metabolismo rápido, gatos y hurones no se debe prolongar el ayuno varios días. En cuanto al ayuno semanal que es recomendable a modo de mantenimiento, en estos animales no debe ser de más de 12 horas.

Para más información, dirígete a la sección de libros, dónde encontrarás la bibliografía utilizada para la elaboración de estas páginas y otros libros recomendados.

Nota: Esta información siempre debe complementar a aquella que le proporcione su veterinario. Nada puede reemplazar a una historia completa y un exámen físico realizado por su veterinario. - Dolores Sánchez-Peñalver, Veterinario.

VUELTA A LA PÁGINA DE INICIO

Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
Copyright 2000-2005 Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.