¿ALIMENTOS CRUDOS O PROCESADOS?

              

"Todavía tienen que descubrir los biólogos un carnívoro salvaje que cocine su comida. El cuerpo de un carnívoro ha sido diseñado para poder extraer sus nutrientes de alimentos crudos. Muchos zoológicos exitosos y otros habitats en cautividad han descubierto que no pueden mantener a sus animales sanos y con capacidad reproductora a no ser que se les alimente crudo. El cocinado o procesado por calor cambia la estructura molecular de los alimentos, haciendo que las moéculas se unan más fuertemente. Esto hace que sean más dificiles de digerir y los transforma en alimentos "extraños" o no familares. Los alimentos cocinados necesitan más tiempo para ser digeridos y por tanto requieren una mayor energía del animal. El calor también destruye enzimas y antioxidantes, que son muy importantes para una buena salud. De hecho, las enzimas son necesarias para toda actividad bioquímica del organismo de tu perro o gato. Y, desafortunadamente, el organismo sólo tiene una cantidad limitada de sus propias enzimas. Está diseñado para consumir enzimas de los alimentos crudos...."

Natural Nutrition for Dogs and Cats: The Ultimate Diet. Kymythy Schultze.

Aquí intento incluir algunos estudios que se han realizado a lo largo del tiempo que demuestran las ventajas de los alimentos crudos frente a los procesados por calor sea en la cocina de casa o en una planta de procesamiento.

Los gatos del Dr Pottenger

No podría realizar esta página sin mencionar el estudio en gatos realizado por el Dr. Pottenger en los años 30 (publicado cómo The Effect of Heat Processed Foods and Metabolized Vitamin D Milk on the Dentofacial Structures of Experimental Animals. Agosto 1946. American Journal of Orthodontics and Oral Surgery, Vol. 32, No. 8, Paginas 467-485), comparando los efectos nutricionales de alimentos crudos y cocinados en estos animales durante un periodo de 10 años. Durante varias generaciones alimentó a un grupo de gatos con alimentos crudos (carne, huesos, leche y aceite de hígado de bacalao) y a un segundo grupo los mismos alimentos parcialmente o totalmente cocinados. Los gatos del grupo de alimentos crudos siempre estaban sanos y no necesitaban atención veterinaria (siempre tenían buena salud) y los del grupo de alimentos cocinados presentaban problemas similares a muchos de los que se ven hoy en dia en los gatos: FUS, problemas de higiene oral, etc. (problemas de comportamiento, alergias, problemas de piel, parásitos, deformidades esqueléticas, malformación de órganos -- incluyendo la del hígado, tiroides, riñón, hígado, testículos, ovarios y vegija -- e inflamación del sistema nervioso). La 3ª generación de estos gatos alimentados con alimentos procesados era completamente esteril (no podían reproducirse). Cuando a los gatos de la primera y segunda generación de este segundo grupo se les cambió la alimentación a alimentos crudos y pudieron reproducirse, hicieron falta 4 generaciones para que sus descendientes alcanzaran el mismo nivel de salud que los que habían estado comiendo alimentos crudos durante todo el estudio. Hay que tener en cuenta la época de que se trataba y obviamente podemos ver que igual para nuestros conocimientos de hoy no es un estudio perfecto pero para los que tenía este médico sí y merece destacar que se podría concluir que el procesado por calor altera los alimentos produciendo carencias nutricionales y un estado debilitado de salud, mientras que los alimentos crudos proporcionan un estado de salud óptimo en que se es resistente a las enfermedades.

Para información sobre este estudio ver: Francis M. Pottenger, MD, Pottenger's Cats - A Study in Nutrition.

Estudio del Pet Health and Nutrition Center, Corning, NY

Los resultados de este estudio sugieren que el 74.7% de enfermedades comunes en perros y el 63% de enfermedades comunes en gatos se pueden eliminar sin intervención médica en un período de un año con las modificaciones dietéticas adecuadas. Se estudiaron 505 perros y 83 gatos, todos con historia de enfermedades dermatológicas cónicas varias; con una media de 33 meses; el 96% de los cuales habían sido atendidos por veterinarios, y los cuales en el estudio se trataron con dieta exclusivamente. La dieta consistía en alimentos integrales frescos crudos y cocinados y el alimento PHD (a efectos prácticos del estudio se utilizó un alimento natural comercializado como PHD elegido por imitar a la dieta natural de perros y gatos en componentes nutricionales y frescura a la vez que aportaba raciones de calcio, fósforo y magnesio adecuadas cómo suplementos a la comida. La comida alta en carne de PHD se sirve sin conservantes ni almacenado y cómo la frescura es importante para la salud, este producto parecía ser el suplemento a la comida natural cruda más completo del mercado). Los protocolos de alimentación variaron según la respuesta de cada animal a la nueva dieta. El 28% de los perros y el 22% de los gatos desarrollaron desarreglos intestinales pasajeros (episodios de curación o desintoxicación) los cuales se trataron con dieta y ayuno exclusivamente. Sólo se admitieron al estudio animales que estaban libres de medicación alguna. Se utilizaron carnes y verduras crudas y ocasionalmente cereales cocinados (principalmente harina de avena) como dieta predominante en los periodos de transición, es decir tras periodos de ayuno o justo después o tras episodios de curación, introduciendo la comida PHD gradualmente, lo que resultó en la minimización de la fuerza y la duración de los episodios de curación. Se monitorizaron los animales durante un año tras el estudio y no se detectó recidiva alguna de las enfermedades. Llama la atención de este estudio la "simplicidad" del tratamiento, lo que nos demuestra los beneficios tan profundos de un simple cambio de dieta y el poder de curación de dietas que reflejan los hábitos alimenticios naturales de perros y gatos.

Para información sobre este estudio visitar la web de PHD

Nota: Esta información pretende ser una guía para aquellos que están interesados en una alimentación natural a base de alimentos crudos para sus perros y gatos y siempre debe suplementar a aquella que le proporcione su veterinario. Nada puede reemplazar a una historia completa y un exámen físico realizado por su veterinario. - Dolores Sánchez-Peñalver, Veterinario.

Vuelta a la Página de Inicio

Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
Copyright 2000-2005 Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.