Grupos Básicos de Alimentos

              

CARNES
A pesar de la contaminación química elevada, la carne es el alimento más natural para los carnívoros: aporta un mayor contenido proteico y es rica en muchos otros nutrientes también. Se deben incorporar en la dieta tanto carnes de músculo cómo de órganos o vísceras.

En las dietas naturales se combinan las carnes (incluyendo pescados) con cereales de alto contenido proteico (quien los da), legumbres (si se dan) o productos lácteos de modo que los niveles de proteína son equivalentes o incluso mayores que los niveles de proteína bruta que se encuentran en la mayoría de los alimentos comerciales.

A no ser que se trate de un perro que necesite mucha energía, personalmente pienso que es mejor dar más carnes magras, ya que aportan un mayor contenido proteico y menor contenido lipídico que las grasas. Si se trata de un perro que no tiene problemas de obesidad y no es demasiado activo, lo correcto para tener variedad es alternar carnes magras y carnes grasas. Si se utiliza una carne grasa en lugar de una magra, se debe reducir la cantidad de aceite en proporción de 1 cucharada de aceite por cada 225 gramos de carne.

Grupos de carnes que se pueden intercambiar entre sí (en cantidades iguales, aunque con diferente valor proteíco):

Carnes Magras: Pavo, hígado (vacuno, pollo o pavo), caballa, pollo, atún, corazón (vacuno, pollo o pavo), riñón, mollejas de pollo, carne picada magra (pollo, vacuno), pato (sin piel), venado, conejo (y otras carnes o aves de caza) u otros pescados.

Carnes Grasas: Pollos broiler (con piel), corazón de vacuno con grasa, sesos, hamburguesas, añojo, cordero o cerdo.

GUIA CALORICA DE DISTINTAS CARNES FRESCAS
Carne
Humedad
Proteinas
Grasas
Kcal. / 100 g
Callos
88%
9%
3%
63
Riñón
80%
16%
2.6%
86
Pollo
74%
20%
4.3%
121
Vaca
74%
20%
4.6%
123
Cerdo
72%
20%
7.1%
147
Cordero
70%
20%
8.8%
162
Corazón
70%
14%
15.5%
197
Fuente: Dalmantes.com

No utilizar mucho hígado, cómo mucho menos del 10% de la carne que se administra. El hígado concentra todas las drogas y contaminantes del animal del que proceden, pero además se puede producir una enfermedad por exceso de vitamina A (hipervitaminosis A), pues esta vitamina se acumula en el hígado.

Tanto el hígado cómo el riñon, recomiendo que se intenten buscar de ganadería ecológica, pues son los óganos que filtran los desechos corporales y suelen acumular muchas toxinas.

Dar CARNE CRUDA siempre que el animal lo acepte, pues es la forma sana de alimentarle con carne. La carne cruda contiene enzimas, que son esenciales para toda forma de vida sobre la superficie terrestre. Aunque muchas enzimas las produce el mismo organismo, también es importante obtenerlas de alimentos crudos, pues cuanto mayor es la reserva enzimática del organismo, más fuerte es el sistema inmunitario y por tanto más sano y fuerte será ese animal. Las enzimas sólo se encuentran en los alimentos crudos, ya que las temperaturas superiores a los 35ºC las destruyen, y por tanto, cualquier alimento procesado con calor carece de ellas.

Y en cuanto a toxiinfecciones alimentarias tipo salmonelosis o E. coli que a nosotros nos pueden ocurrir por comer pollo o huevos crudos, no debemos preocuparnos siempre que demos los alimentos con un mínimo de higiene (comprar alimentos con garantías higienicas, prepararlos con higiene en la cocina, incluso si te preocupa demasiado lavarlos con vinagre y agua, etc.) y el perro esté sano (no tenga problemas digestivos o defensas bajas), pues ellos, al tener el tracto digestivo más corto, no da tiempo a que dichas bacterias fermenten y por tanto son mucho menos susceptibles a estas afecciones. Ahora bien, si hay alguna persona en la casa que esté inmunosuprimida por tratamientos con radioterapia, quimioterapia, corticoesteroides (u otros fármacos convencionales) o alguna mujer embarazada, estas precauciones de manejo de la carne cruda se deben extremar, pues dichas personas sí pueden contraer facilmente estas infecciones, al tener las defensas muy bajas y en caso extremo, cocina la carne.

En cuanto al pescado, si te preocupan infestaciones por parásitos del pescado crudo, adminístralo cocinado.
Tienes que entender que si cocinas la carne o el pescado, ya no tienen las mismas propiedades que cuando están crudos.
El pescado debe darse crudo y entero por lo menos una vez a la semana, alternando la especie de pescado que se da. Es un alimento muy completo que proporciona proteína y ácidos grasos esenciales además de vitaminas y minerales.
Imagen cedida por Jane Johnson: Tess comiendo pescado.
Si deseas saber más sobre esta perra, mira Perros que comen ACBA 1

HUESOS

Los perros tienen un alto requerimento de calcio, por ello se deben dar huesos en su dieta y/o suplementar con harina de hueso (de alta calidad) u otro suplemento de calcio. Si se dan huesos con frecuencia se debe disminuir el suplemento de calcio, incluso hay gente que no lo da por la gran cantidad de huesos que comen sus perros.

Cada perro es un individuo y cómo tal tiene necesidades individuales, por lo que hay perros que no toleran o digieren los huesos y se deben omitir, otros que no los mastican bien, con lo que se deben machacar o picar. Dar los huesos siempre CRUDOS, los huesos cocinados se astillan en fragmentos y es muy peligroso.

Buenos huesos para comer y que además proporcionan carne a la dieta son los más blanditos cómo los cuellos y espaldas de pollo o pavo, chuletillas de cordero o cabrito, espinas del pescado (se da el pescado entero crudo). Hay algunos perros grandes que toleran bien otros huesos más duros cómo los muslos de pollo, pero yo particularmente no los aconsejo, al igual que no aconsejo los de pierna de cordero o de cerdo, los pueden romper facilmente en trozos grandes afilados y tragárselos, siendo un riesgo para la salud. Estos huesos se llaman huesos carnosos crudos (RMB).

Otros huesos que es bueno darles no cómo alimento en sí, pero sí cómo entretenimiento para roer y fuente de calcio son los huesos grandes de vacuno cómo la rodilla o la caña por ejemplo, aunque cualquier hueso grande puede servir para este fin si se trata de un perro pequeño, pero para perros grandes, estos son los más seguros, pues es más dificil que los rompa en pedazos cortantes. Además presentan el beneficio de limpiarles y fortalecerles los dientes y las encías. Estos se llaman huesos recreacionales.

Los huesos grandes tipo de rodilla o de caña de vacuno crudos son una buena fuente de calcio además de proporcionarles una buena higiene oral.

Imagenes propias de Dolores Sánchez-Peñalver y cedida por Anne Taguchi: Kai (izda), Luna (dcha arriba) y Riley (dcha abajo) con sus huesos recreacionales.
Si deseas saber más sobre estos perros, mira Perros que comen ACBA 1

 

Si tu perro no está acostrumbado a los huesos, introdúcelos poco a poco y los huesos grandes no se los dejes más de 15 minutos al principio y luego ve aumentando paulatinamente según observes su respuesta. Si comen demasiado hueso de golpe para que su aparato digestivo lo tolere, pueden producir una irritación resultando en diarrea o estreñimiento. Si la salud de tu perro no es óptima (por ejemplo un ácido débil en estómago debido a una deficiencia nutricional entre otras enfermedades), puede ser dificil que digiera los huesos.

Los huesos que no puedas dar directamente, guárdalos y haz un caldo rico en minerales con ellos. Si al agua le añades un poco de sal o vinagre, esto ayuda a extraer los minerales. Da este caldo con las verduras o utilízalo para cocinar los cereales, si los das.

También es bueno que uno o dos dias al mes los perros hagan un ayuno de huesos: no les des más que huesos crudos y agua, esto imita a las condiciones naturales en que los depredadores tienen épocas de mucho y de nada.

La base de la dieta deben componerla carne de músculo, huesos y vísceras crudos.
Imagen propia de Dolores Sánchez-Peñalver : Cuellos con cabezas, mollejas y espaldas de pollo con algún otro órgano adherido.

 

PRODUCTOS LACTEOS Y HUEVOS

Además de la carne, otra fuente de proteína muy buena son los lácteos y los huevos. Los huevos deben darse crudos y la leche fresca, es decir, no pasteurizada ni homogeneizada, para un buen aporte enzimático y una buena digestibilidad. La pasteurización altera la estructura química de la proteína además de las enzimas y bacterias beneficiosas, haciéndola menos digestible. La homogeneización altera las moléculas de grasa de la leche haciendola menos digestible y causando problemas digestivos a la larga.

El queso fresco y los huevos son muy buena fuente de proteína y económicos. El yogur y otros quesos son más caros y de un valor proteíco inferior, pero son alimentos equilibrados, por lo que se deben dar. Además, el yogur aporta bacterias beneficiosas actuando cómo un probiótico natural. Yo recomiendo dar yogur natural de cultivo biológico a ser posible, o por lo menos sin conservantes ni colorantes. Para que nos salga más económico, podemos hacerlo en casa utilizando cómo madre una leche fermentada o un yogur ecológico que puedes encontrar en cualquier herbolario y leche fresca y es muy sencillo, además de ser algo de lo que nos podemos beneficiar nosotros también.

Los huevos tienen la proteína más completa de todos los alimentos, es decir, el máximo valor proteíco. Es importante recordar que los depredadores en estado salvaje comen huevos crudos en su dieta.

Si tu perro tiene una intoleráncia a los lácteos o le presentan problemas de digestibilidad, omítelos de su dieta.

Hay que tener en cuenta que aunque se den lácteos, no se deben omitir los huesos o suplementos de calcio en la dieta. Para que se utilice adecuadamente el calcio se debe dar en una determinada proporción con el fósforo: el calcio de la leche se equilibra con el fósforo de la leche, sin embargo no es suficiente para equilibrar el de la carne y cereales (elevados niveles de fósforo). Los perros requieren gran cantidad de calcio y los huesos proporcionan esta gran cantidad: es el modo en que los depredadores salvajes alcanzan este equilibrio.

CEREALES

Los cereales integrales son fuente de carbohidratos, vitaminas y minerales, además de una fuente de proteína económica. Cuando se mezclan varios cereales, la efectividad biológica de la proteína se aumenta considerablemente porque el balance de aminoácidos es más completo.

Los cereales son un grupo de alimentos que debe cocinarse. Normalmente los carnívoros salvajes sólo comen estos alimentos si aparecen en el estómago de sus presas, por lo que los cereales están parcialmente digeridos. Al ser el tracto digestivo del perro más corto que el de los herbívoros, los cereales si se administran al perro necesitan esta "predigestión" en forma de cocinado. Se debe añadir más agua y cocinarlos más de lo que haríamos para nosotros.

Al no ser un grupo de alimentos particularmente necesario o frecuente en la dieta de un carnívoro, varias versiones de la dieta BARF los omiten, pues además de haber muchos perros que presentan problemas de alergia o intolerancia debido al trigo, maiz y demás, la saliva del perro no tiene las enzimas necesarias para digerir el almidón (al contrario que nosotros), por lo que no puede digerir grandes cantidades de alimentos ricos en almidón, dándo muchas veces problemas de digestibilidad. Si tu perro hace unas heces dónde puedes ver los cereales, significa que no los ha digerido, si este es el caso, omite los cereales y aumenta las otras fuentes de proteínas vistas (carne, lácteos y huevos) y de hidratos de carbono y vitaminas (verduras, frutas y hortalizas).

Si decides darlos, deben ser INTEGRALES: arroz integral, avena, trigo integral, cebada, sémola, mijo o couscous integral.

LEGUMBRES

Son otra fuente de proteína barata y minerales: guisantes, judías verdes, lentejas, garbanzos, alubias, etc. Mucha gente no las da por la gran cantidad de gases y el enlentacimiento en la digestión del perro que producen. Si se usan, deben cocinarse.

VERDURAS Y HORTALIZAS

Son fuente de vitaminas y minerales, además de fibra, incluso mejor que los cereales. También necesitan algo de "predigestión", pero en este caso mejor que el cocinado, que les hace perder muchos nutrientes cómo las vitaminas hidrosolubles por ejemplo, se deben dar ralladas o picadas muy finas, o hechas puré. Los primos salvajes de los perros comen vegetales, a veces cómo parte del contenido gástrico de sus presas (con frecuencia la primera parte de la presa que come un lobo) y a veces directamente.

Las patatas proporcionan muchas calorías en forma de hidratos de carbono, proteínas y les suelen gustar bastante. Siempre que le sienten bien (recuerda que las féculas tienen un alto contenido en almidón) se pueden dar cocidas o en puré de patatas, nunca crudas.

Las demás deben darse crudas y ralladas o hechas puré, entre ellas: zanahoria, calabazín, pepino, boniato, tomates, lechuga, calabaza, brócoli, coliflor, etc. y preferiblemente algo "predigeridas", para lo cual basta con agregar enzimas y probióticos a la mezcla vegetal unos 10-20 minutos antes de servirla. Esto imita el contenido gastrointestinal de las presas.

No se debe abusar de aquellas que son ricas en ácido oxálico cómo las espinacas, acelgas y escarola, pues este componente interfiere con la absorción del calcio.

Se debe evitar la cebolla, pues contiene n-propildisulfuro, el cual altera y destruye los góbulos rojos de la sangre del perro causando anemia hemolítica y a veces la muerte.

A muchos perros les encanta comer zanahoria cruda entera o en trozos y roerla cómo un hueso. Si a tu perro le gustan, dáselas como golosinas, premios o tentempiés, son una buena fuente de vitamina A para ellos y, al igual que los huesos grandes, ayudan a ejercitar y limpiar encías y dientes.

El Ajo les encanta a muchos perros y es muy bueno darlo pues les entona el aparato digestivo, además de prevenir naturalmente lombrices y otros parásitos, incluso pulgas y garrapatas. Es particularmente potente si se da fresco y crudo: machacar en el mortero 1 o 2 dientes de ajo y añadir a la comida. Alternativamente puedes espolvorear ajo en polvo, pero nunca sal de ajo.

Truco: Hay perros que no aceptan bien los vegetales, pues no los han comido nunca, aunque a la mayoría suelen gustarles. Si a tu perro no le gustan sólos, intenta mezclarlos con carne picada, una lata de pescado o bacon crudo picado y aderezarlos con aceite de oliva.

FRUTAS Y FRUTOS SECOS

Las frutas, uvas, manzanas, moras, fresas, mangos, plátanos, melón, melocotones, peras, dátiles, aguacate, etc., son excelentes golosinas, premios o tentempiés y una gran fuente de vitaminas, minerales y energía vital. Para una digestión óptima deben darse separadas de las comidas, aunque se pueden mezclar en la mezcla vegetal también. Es importante destacar que las frutas secas tipo higos secos, ciruelas pasas, uvas pasas y dátiles, además del plátano y los cacahuetes son una buena fuente natural de potasio. Además los dátiles son muy ricos en ácido fólico, importante vitamina del grupo B.

Los frutos secos o semillas, pipas de girasol, almendras, cacahuetes, avellanas, nueces, etc., son fuente de proteína concentrada y también de lípidos. Hay evidencia de perros muy sanos que no han comido ninguna otra fuente de proteína más que frutos secos en años. Las semillas o frutos secos deben darse crudos (no fritos ni tostados), picados muy finos, hechos puré o mantequilla, añadidos a las comidas cómo las verduras. Si los das, recuerda que tienen mucha grasa y evita las carnes grasas.

Una mezcla de frutas hace un buen desayuno o segunda comida para los perros.
Imagen cedida por Mireia Calatayud: Duna y Dog comiendo una mezcla de plátano y ciruela aderezada con aceite y levadura.

HIERBAS / ESPECIAS

Los perros y gatos comen ocasionalmente hierbas que seleccionan en la naturaleza, además de las que encuentran en el tracto gastrointestinal de las presas. Muchas hierbas tienen además propiedades beneficiosas para la salud, por lo que es bueno incluirlas. Se pueden dar brotes de semillas germinadas o hierbas frescas trituradas en la mezcla vegetal, pero también se pueden incluir secas como las especias: alfalfa, tomillo, orégano, perejil, romero, hierbabuena, diente de león, etc.

SUPLEMENTOS

Se deben utilizar suplementos para obtener un equilibrio óptimo de nutrientes en la dieta. Mejor que dar suplementos vitamínicos y minerales químicos es utilizar productos naturales que contienen estos nutrientes.

LEVADURA DE CERVEZA

Proporciona vitaminas del grupo B, hierro y otros nutrientes. Si usas mucha, debes añadirle un poco del suplemento de calcio que uses para un equilibrio calcio/fósforo óptimo. Si a tu perro le gusta el ajo, además le puedes añadir un poco de ajo en polvo (no sal de ajo) siguiendo la siguiente fórmula:

2 cucharadas de levadura
3 cucharadas de harina de hueso
1-4 cucharaditas de ajo en polvo.

Más sobre la Levadura de Cerveza

SUPLEMENTO DE CALCIO

La proporción ideal de Calcio/Fósforo para un perro debe estar entre 1:1 y 2:1. Cómo he comentado, los perros necesitan mucho aporte de calcio en la dieta para equilibrar los altos contenidos de fósforo en la carne (y cereales). Si das pocos o ningún hueso, es conveniente que des un suplemento de calcio a tu perro.

Se debe usar Harina de Hueso apta para consumo humano, pues es la fuente más natural de calcio para los carnívoros o un sulpemento natural de calcio hidroxiapatita (forma en que aparece en los huesos) de buena calidad.

También se puede usar un Suplemento de Calcio Sólo en lugar de la harina de hueso en forma de carbonato cálcico, gluconato cálcico o lactato cálcico, ya que se asimilan mejor. No utilices productos que lleven fósforo o magnesio.

Alternativamente, puedes usar Polvo de Cáscara de Huevo: es muy económico pues puedes hacerlo tú mismo directamente de huevos que comais en casa, lavando bien las cáscaras en agua con un chorreón de vinagre nada más romper el huevo y dejándolas secar hasta haber acumulado unas cuantas, moliendolas después. Cada cáscara entera hace cómo una cucharadita de polvo que viene a ser unos 1,8 gramos de calcio.

LECITINA DE SOJA

Es rica en ácido linoleico, colina e inositol, los cuales ayudan a emulsionar y absorber las grasas de la dieta, mejorando el estado de la piel y el pelo y la digestión. También tiene un elevado contenido en fósforo, por lo que se debe dar calcio suficiente para contrarrestarlo (al igual que la levadura).

Más sobre la Lecitina de Soja

VITAMINA C

No es necesario darla en perros pues síntetizan su propia vitamina C, aunque la evidencia clínica indica que es bueno añadirla de vez en cuando, incluso todos los días, pues tiene muy buenas cualidades antiinfecciosas y al tratarse de una vitamina hidrosoluble, no corremos el riesgo de producir ninguna alteración por exceso, ya que la que el organismo no utiliza, se elimina con la orina.

Más sobre la Vitamina C

ALGAS (KELP) Y/O ALFALFA

Se debe suplementar con polvo de algas marinas para un buen aporte de yodo y elementos traza. A muchos perros no les gusta el sabor de las algas y entonces puedes sutituirlas por Alfalfa añadiendole Sal Yodada (marina sin refinar).

Más sobre las Algas / Más sobre la Alfalfa

ACEITES

Los aceites vegetales deben suministrarse ya que son fuente de ácido linoleíco y otros ácidos grasos insaturados importantes para la dieta de los perros: los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. Las deficiencias de estos ácidos grasos provocan pérdida del pelo y mal estado de la piel.

Los mejores aceites son el de oliva, el de lino, el de pescado (salmón) y el de onagra. Siempre se deben utilizar aceites vírgenes de primera prensada en frío.

Más sobre el Aceite de Salmón

El aceite de oliva es un gran suplemento para su dieta que les aporta inmensos beneficios para su salud.
Imagen propia de Dolores Sánchez-Peñalver: Kai *robando* aceite.
Si deseas saber más sobre esta perra, mira Perros que comen ACBA 1

 

VITAMINA A

Los perros pueden sintetizar vitamina A a partir del caroteno (provitamina A) que se encuentra en las hortalizas que son ricas en ella cómo la zanahoria. Si no das estas hortalizas ni otros alimentos ricos en vitamina A (hígado, pescado, yema de huevo, etc.), es conveniente suplementarla. Hay que tener en mente que tan malo es el exceso cómo el defecto de esta vitamina. La mejor forma de suplementar la vitamina A es el aceite de hígado de bacalao, pues además es una fuente excelente de ácidos grasos insaturados. Si no, puedes utilizar vitamina A + D en cápsulas o gotas.

VITAMINA E

Se debe incluir pues ayuda a funciones corporales importantes cómo la lucha contra las enfermedades, pero también ayuda a minimizar los efectos de la polución o contaminación ambiental.

Al ser antioxidante, ayuda a conservar la vitamina A y los ácidos grasos en los otros alimentos o suplementos.

Podemos darla en dos formas:

Cápsulas de vitamina E naturales: buscar que lleven d-alfa-tocoferoles (los dl-alfa-tocoferoles son sintéticos). Las perlas de gel son una buena forma.

Aceite de germen de trigo.

Más sobre la Vitamina E / Más sobre el Aceite de Germen de Trigo

OTROS

Otros alimentos o suplementos que son opcionales incluyen:

Los productos apícolas tienen grandes beneficios, con lo que los perros se pueden beneficiar de su uso como complementos a la dieta. La miel (cruda) es buena para perros debilitados o durante el ayuno como fuente de energía. Posee un alto contenido en azúcares fácilmente asimilables por el organismo, sales minerales, vitaminas, enzimas y antibióticos. Presenta propiedades antimicrobianas, cicatrizantes, revitalizantes y nutritivas. La Jalea Real es un potente suplemento nutricional, rico en ácidos orgánicos con actividad biológica, vitaminas, sales minerales, enzimas, hormonas, sustancias bactericidas y bacterioestáticas. Es un estimulante y tónico general. El Polen es uno de los alimentos más concentrados de la naturaleza y por el equilibrio de minerales, vitaminas y otros elementos vitales juega un papel decisivo en los procesos de revitalización celular y restitución orgánica.

Más sobre la Miel / Más sobre el Polen

El Vinagre de Manzana (o de Sidra) es un aderezo que tiene muchas propiedades sobre la salud de los animales, desde aumentar su resistencia a virus o bacterias y tener propiedades desinfectantes hasta aportar importantes nutrientes: numerosas enzimas y minerales tales como el potasio, fósforo, azufre, sodio, magnesio, hierro, cobre, flúor, silicio y trazas de otros oligoelementos. Al contener menos ácido acético que el vinagre de vino resulta más suave para el estómago y además ayuda a la digestión de las grasas al aumentar la secreción de las enzimas específicas. Se debe utilizar preferentemente vinagre de manzana crudo y orgánico de manzanas frescas trituradas que han madurado naturalmente y cuyo mosto ha fermentado de forma espontánea, sin mediación química alguna.

Más sobre el Vinagre de Manzana

El MSM es azufre orgánico natural, ya que se encuentra de modo natural en muchos vegetales y en el cuerpo animal. Asegurar la ingesta de suficientes cantidades de MSM es importante para la funcionalidad correcta del organismo desde el buen estado de las articulaciones hasta soporte para el funcionamiento normal del sistema inmunitario y la función respiratoria.

Más sobre el MSM

Es importante añadir a la dieta los suplementos naturales adecuados para proporcionar un equilibrio de nutrientes óptimo y si el perro no mastica bien los huesos carnosos crudos, trocerlos.
Imagen cedida por Martha Wunsch: Laird comiendo una alita de pollo troceada. Además se ven los suplementos que toma y su hueso recreacional dentro de su pelota kong.
Si deseas saber más sobre este perro, mira Perros que comen ACBA 2

Para más información, dirígete a la sección de libros, dónde encontrarás la bibliografía utilizada para la elaboración de estas páginas y otros libros recomendados.

Nota: Esta información pretende ser una guía en el inicio del estudio para aquellos que están interesados en una alimentación natural a base de alimentos crudos para sus perros y siempre debe suplementar a aquella que le proporcione su veterinario. Nada puede reemplazar a una historia completa y un exámen físico realizado por su veterinario. - Dolores Sánchez-Peñalver, Veterinario.

Vuelta a la Página de Inicio

Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
Copyright 2000-2005 Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.